Chimenea suministrada por Aingeru Astui

Bandera suministrada por Aingeru Astui


Vapores de Angel Pérez








        Esta naviera perteneció al Grupo Pérez.


        En 1909 esta naviera adquirió su primer vapor, ampliando la flota en 1911, 1913 y 1919 con la compra de otro vapor cada uno de esos años. Todos ellos eran de segunda mano.
        En 1938 cesó sus actividades después de la pérdida de su último vapor, aunque en ese tiempo no navegaba bajo su control si no bajo el del gobierno republicano.


        Los cuatro vapores de los que fue armadora fueron:
                Angel Bernardo Perez, de 3.800 TPM y construido en 1892. Adquirido en 1909 y vendido en 1919. Se hundió en 1924 debido a un abordaje.
                Carolina Eizaguirre de Perez, de 3.911 TPM y construido en 1896. Adquirido en 1911 y vendido en 1927. Fue desguazado en 1938.
                Emilia Sanjurjo de Perez, de 5.379 TPM y construido en 1893. Adquirido en 1913 y desguazado en 1931, al ser antieconómico repararle después de sufrir una explosión en una caldera muriendo varios tripulantes.


Alfonso Perez - Foto suministrada por Pedro Caminha
Alfonso Perez
        En la foto estaba fondeado en Sagua la Grande (Cuba) en 1919. Fue construido en Vancouver (Canada) por J. Coughland & Sons en ese mismo año, siendo parte de una serie de nueve buques gemelos encargados por el Imperial Munitions Board para la guerra. La serie llevó el nombre de Dollar, por ser este el apellido de su diseñador. Todos ellos empezaban su nombre por War, correspondiendole a este el de War Chief.
        Fue comprado durante su primer viaje por Angel Pérez. Tenía 8.800 TPM, 104,3 metros de eslora, 13,75 de manga y 7 de puntal. Su propulsión era por turbinas, con tres calderas para proporcionarle el vapor. Su consumo era muy alto, lo cual no era problema durante el tiempo de guerra, pero que convirtió su explotación comercial en una ruina, agravada por los bajos fletes de esos años. Por ellos permaneció largas temporadas fondeado en Santander esperando por fletes que pagasen sus gastos. En 1926 tuvo una avería en la turbina de baja que le hizo llegar renqueando, a nudo y medio, a Lisboa. Poco despues se cambiaron las turbinas por una máquina alternativa de triple expansión para reducir el consumo de combustible, y por tanto los gastos. Ello no le impidió volver a tener que fondear en Santander por falta de fletes productivos.
        En 1936, al empezar la Guerra Civil, estaba fondeado desde 1931 en Santander por ese motivo y fue convertido en prisión por las autoridades republicanas, encarcelando en él a las personas sospechosas de simpatizar con el bando nacional. El 27 de Diciembre de 1936 se produjo una matanza de presos, se calcula que 176, como represalia despues de haber sido bombardeada la ciudad por la aviacíon franquista.
        Ya anteriormente había sido utilizado como prisión, fue en Octubre de 1934 como consecuencia de la revolución asturiana. Una vez sofocada esta parte de los prisioneros fueron recluídos en él hasta ser traslados a una unidad de la Armada, que les transportó a un penal.
        En Febrero de 1937 volvió a navegar con el nombre de Cantabria, realizando varios viajes bajo control del gobierno republicano. El 2 de Noviembre de ese mismo año cuando navegaba por el Mar del Norte fue interceptado por el crucero auxiliar nacional Nadir, que era el nombre dado como camuflaje al Ciudad de Valencia. Al intentar huir fue cañoneado repetidamente hasta que, al ser alcanzado en las líneas de vapor, quedó al garete y fue abandonado por la tripulación hundiendose poco mas tarde.





Relato del hundimiento del Cantabria
Este relato ha sido escrito por María del Mar Argüelles, nieta del Capitán del barco

Foto suministrada por María del Mar Argüelles
Foto de la familia del Capitán con parte de sus rescatadores


Rescate del Capitán y su familia
Este relato está tomado de un libro sobre rescates llevados a cabo por las sociedades británicas de salvamento de naufragos.



  La información sobre el Alfonso Perez ha sido extraída del libro de Rafael Gonzalez Echegaray "9 historias de barcos"


  Parte de la información ha sido recogida en el libro "Un Siglo con la Marina Mercante" de Luis María del Busto.  

Volver a Grupo Pérez  Volver al Indice  Pasar a Hijos de Ángel Pérez

AM © 2004-2015